Crónicas Deportivas

La eslovaca Zidansek, la rusa Pavlyuchenkova y el alemán Zverev a semifinales

Audio 02:46
L'Allemand Alexander Zverev, lors de son quart de finale contre l'Espagnol Alejandro Davidovich Fokina, le 8 juin 2021 au tournoi de Roland Garros
L'Allemand Alexander Zverev, lors de son quart de finale contre l'Espagnol Alejandro Davidovich Fokina, le 8 juin 2021 au tournoi de Roland Garros Anne-Christine POUJOULAT AFP

La eslovaca Tamara Zidansek apeaba a la española Paula Badosa mientras que la rusa Anastasia Pavlyuchenkova se deshizo de la kazaja Elena Rybakina. Por su parte el alemán Alexander Zverev ponía punto y final a la gran aventura del emergente español Alejandro Davidovich.

Anuncios

Badosa se queda sin premio por no saber gestionar su ansiedad

La española Paula Badosa estuvo cerca de realizar una gran gesta en Roland Garros, pero los nervios y los errores se apoderaron de ella para hacer esfumar su sueño de alcanzar por primera vez unas semifinales de Grand Slam.

A pesar de encarrilar bien el inicio de su partido ante la eslovaca Tamara Zidansek donde sacaría una ventaja de 3-0 en el primer parcial, la tenista nacida en Nueva York empezó a amedrentarse cuando vio que su rival aprovecharía todos sus errores en el servicio.

Zidansek que tampoco estuvo fina, se apoderaría finalmente del primer set e incluso apuntó a cerrar el partido en la segunda manga. Pero en esta ocasión, se tornaron los papeles y la eslovaca se apropió de los nervios que ya habían pasado factura a la ibérica. Fue entonces cuando Badosa pudo aprovechar para salir a flote y engancharse de nuevo a un partido que ya daba por perdido.

Con 1 set iguales en el marcador, el tercer y definitivo parcial sería un resumen de lo que había sucedido anteriormente. Nervios, errores garrafales, imprecisiones continuas y un festín de segundos servicios que en la mayoría de las ocasiones no sobrepasarían la red. Para la posteridad quedaran unas cifras muy pobres que vienen a explicar lo sucedido en este partido de cuartos de final, como por ejemplo, las 15 veces que se llegaron a romper el servicio.

Era de entender, ya que las dos tenistas partían como novatas en estas instancias de la competición con lo cual existió una fuerte presión que solo se relajaría por momentos en el tercer set donde ambas jugadoras aseguraron su saque hasta llegar a 6 iguales.

Con las espadas por todo lo alto el partido recobró más emoción si cabe aunque solo duró un suspiro ya que Zidansek supo gestionar mejor la inquietud para hacer un break en el último juego. ¿Sera que la eslovaca supo sacar fruto de sus estudios de psicología?

Al final, 7/5 4/6 8/6 para la tenista de Postoina que jugará el jueves el partido más importante de su carrera ante Anastasia Pavlyuchenkova.

La veterana tenista rusa se deshizo en un largo partido a la kazaja Elena Rybakina con un resultado de 6-7 6-2 9-7 con lo que queda claro que tuvo que remontar y dar la vuelta al marcador para llegar a semifinales. Una estancia que puede celebrar a lo grande ya que supone su mejor marca en un Grand Slam después de haber accedido hasta en 5 ocasiones a los cuartos de final. Su mejor registro en Paris lo lograba concretamente hace 10 años cuando se quedaba a las puertas de las semifinales.

Alexander Zverev a semifinales por la puerta grande.

Alexander Zverez tan solo tuvo que recurrir a la paciencia para obtener su pase a la antesala de la final. El tenista alemán había estudiado a la perfección las virtudes y defectos del joven español Alejandro Davidovich y eso se hizo notar desde el primer minuto de juego. El malagueño acostumbrado a las prisas para ganar sus puntos empezó con fuerza el partido, llegando incluso a romper el saque del germano en un par de ocasiones. Pero Zverez no se desesperó y tan solo tuvo que esperar desde el fondo de la pista para esperar los errores de su rival que se centraban principalmente en el choque de la pelota con la red.

Poco a poco. Sin prisas y con bastante paciencia, el número 6 mundial confeccionaba a su medida el pasaporte para las semifinales ya que después de ganar el primer set 6-4, el español acabaría rendido ante la impotencia que supuso su poca efectividad con el golpe de derecha. El resto del partido fue un coser y cantar para Zverez, quien sacaba a la palestra su mejor repertorio para cerrar un partido velozmente y que acabó siendo un monologo del top 10 mundial. (6-4 6-1 6-1)

Para entender un poco la prestación del tenista español, en conferencia de prensa previa a este partido el andaluz achacaría su sebera derrota a un fuerte dolor de espalda que incluso puso en duda su participación en este partido de cuartos de final.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas