Enfoque Internacional

El opositor Alexei Navalny permenecerá en prisión hasta el 15 de febrero

Audio 02:36
El opositor Alexei Navalni.
El opositor Alexei Navalni. REUTERS - STAFF
Por: Raphael Morán
5 min

Arrestado a su regreso de Alemania donde recibió un tratamiento médico tras su envenenamiento, el abogado ruso Alexei Navalny, opositor a Vladimir Putin, llamó a la gente a salir a las calles contra el poder. La justicia decidió mantenerlo en detención hasta el 15 de febrero por violar su control judicial.

Anuncios

Unos días antes de su regreso a Rusia, el servicio penitenciario ruso había advertido que Alexei Navalny, condenado por desvio de fondos, sería arrestado por violar el control judicial al irse a Alemania para recibir su tratamiento médico tras sufrir un intento de envenenamiento en agosto.

Condenado en 2013 por desvio de fondos, Navalny está de nuevo en la mira de la justicia Rusia por un supuesto gasto indebido de donaciones. El opositor denunció una "parodia de justicia" este lunes ante un juez que se trasladó a la comisaría donde está bajo arresto desde su regreso a Rusia.

A pesar de estos casos judiciales que pesan en su contra como una espada de Damocles, el abogado anticorrupción y férreo crítico de Vladimir Putin decidió regresar a Rusia. Una decisión coherente según la socióloga e historiadora rusa Elena Bogush. “Si Navalny se hubiera quedado en el extranjero, hubiera perdido los lazos con la política rusa. Varios políticos rusos que no soportaron la persecución emigraron. Y ahora muy poca gente los recuerda”, observa Bogush. Además, siendo Rusia “un país muy patriarcal”, un movimiento sin líder “corre peligro”, según la socióloga que recuerda que, en agosto, Rusia celebrará elecciones legislativas.

¿Qué tan peligroso es Navalny para Putin?

Aunque Navalny no lidera propiamente dicho un partido político, ha logrado implantar su organización anticorrupción en varias ciudades. Sus videos de Youtube en los que denuncia redes de corrupción del poder reciben millones de visitas. Y apostó por respaldar a candidatos independientes localmente, en las últimas elecciones. “En 2019, Navalny apostó por la estrategia del ‘voto inteligente’, es decir, votar por cualquier candidato salvo Rusia Unida” (partido de Vladimir Putin). Eso causó un susto terrible en el poder. Muchos candidatos independientes fueron acusados –por las autoridades- de falsificar firmas”, apunta Elena Bogush. Fue un “síntoma de miedo del poder ruso hacia cualquier alternativa política”, agrega.

La detención de Alexei Navalny a su regreso a Rusia fue criticada por varias cancillerías occidentales, como de la Unión Europea, Francia, Alemania, Reino Unido y EEUU. La ONG Amnistía internacional lo calificó de preso de consciencia, víctima de una campaña implacable de las autoridades rusas.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas