Enfoque Internacional

En Colombia, alrededor de 1800 ex guerrilleros de las Farc no han dejado las armas

Audio 03:52
Juliana, guerrillera de 20 años e integrante de las Farc. Foto de archivo. 2016.
Juliana, guerrillera de 20 años e integrante de las Farc. Foto de archivo. 2016. AP - Rodrigo Abd

El ejército colombiano abatió este martes a diez guerrilleros e hirió a tres más en el bombardeo de un campamento disidente de la extinta guerrilla en el sureste del país. El especialista del conflicto colombiano Ariel Avila habló con RFI sobre lo que se sabe de las actividades de los grupos disidentes de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Anuncios

Este martes en el sureste colombiano, diez rebeldes murieron y tres fueron capturados y evacuados en helicópteros a un centro médico tras un bombardeo y una intervención terrestre del ejército colombiano.

El operativo apuntaba a un campamento de guerrilleros disidentes de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en la región del Guaviare. Previamente, los militares habían recibido la información de que en la zona bombardeada se encontraba Miguel Botache, alias Gentil Duarte, el jefe de la disidencias de las desmovilizadas Farc en el oriente del país.

Duarte es uno de los hombres más buscados por el ejército colombiano tras la firma de la paz en 2016 que condujo al desarme de 13.000 guerrilleros de las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia.

Según las autoridades, la facción de Duarte es responsable de haber incendiado un vehículo de la ONU en octubre pasado, un ataque que no dejó víctimas mortales. Se le atribuye también el secuestro y asesinato de un subteniente del ejército, así como el reclutamiento de menores, narcotráfico y actos de intimidación para obligar a los campesinos locales a oponerse a la erradicación de cultivos ilícitos.

De los grupos de disidencias de la extinta guerrilla Farc, el que dirige Gentil Duarte es el más importante del país actualmente, según las observaciones de la Fundación Paz y reconciliación (PARES). Ariel Avila, subdirector de PARES y especialista de la violencia armada en Colombia.

RFI: El ejército realizó ayer un operativo en el sureste del país en el que murieron 10 guerrilleros. Tres más fueron capturados. El ejército buscaba a Gentil Duarte, uno de los jefes de las disidencias de las Farc, desmovilizadas en 2016. ¿Qué sabemos de él y de su grupo?

Ariel Avila: Las disidencias de Gentil Duarte es uno de los grupos de disidencias, que son tres en total. En el más grande está al mando Gentil Duarte. Luego están los de 'La segunda Marquetalia', con la gente de Ivan Márquez que fue uno de los comandantes de las Farc y uno de los hombres más importantes, y de Jesús Santrich. Y luego están lo que llamamos los grupos dispersos que ya están trabajando para el narcotráfico directamente, que son como grupos de mercenarios.

El primer grupo, el de Gentil Duarte, es el más grande, opera más o menos en 9 departamentos del país. Puede tener cerca de 1500 o 1600 combatientes, de los cuales unos 1200 fueron ex combatientes de las Farc. La otra gente fueron nuevos reclutas. El Guaviare es su casa matriz

RFI ¿Cuántos guerrilleros rechazaron dejar las armas o las retomaron, y por qué motivo?

Ariel Avila: Son más o menos 1800 en total, de gente de las Farc que retomó las armas o nunca las dejaron. Y hay otros 500 o 600 que son nuevos reclutas. Es el balance a nivel país. En términos estrictos, la cantidad de ex combatientes de las Farc que han retomado las armas ha disminuido sustancialmente en los últimos meses. Ya prácticamente no hay ex combatientes que regresen a las armas. Lo que pasa es que estas disidencias están creciendo con nuevos reclutas, con muchachos muy jóvenes que nunca habían estado en la guerra.

RFI: ¿Cómo se financian estos grupos?

Ariel Avila: Se financian con la economía ilegal. Hay mucho dinero en juego. El precio del oro está disparado. Entonces la minería ilegal del oro es una gran tragedia ambiental este momento en Colombia. El precio de la hoja de la coca se ha incrementado. El mercado de la trata de personas con toda esta tragedia venezolana... Hay un boom de la economía ilegal. Y con ese boom todo el mundo crece: las disidencias y los grupos neoparamilitares.

RFI ¿Qué relación tienen estos grupos con la población local?

Ariel Avila: Eso varía de zona a zona. En la zona del suroriente donde se hizo el operativo militar (del 2 de marzo), hay una relación casi simbiótica porque estos grupos llevan muchos años ahí. Hay otras zonas como en el Pacífico donde hay una situación muy delicada de degradación de la guerra. En este momento hay un reacomodo criminal que hace que hay niveles de violencia muy duros contra la población civil.

En noviembre de 2020, un equipo de la Fundación Paz y Reconciliación PARES realizó una entrevista a un dirigente del grupo armado Gentil Duarte:

Fundación entrevista a un disidente de las Farc
Captura de pantalla de la entrevista de un disidente de las Farc.
Captura de pantalla de la entrevista de un disidente de las Farc. © El Espectador Youtube

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas