Enfoque Internacional

El presidente electo de Ecuador buscará eliminar instituciones emblemáticas del correísmo

Audio 03:04
El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, en 2021.
El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, en 2021. © RODRIGO BUENDIA/AFP

En sus primeras declaraciones como presidente electo, Guillermo Lasso dibujó un programa de gobierno que, además de la reactivación económica y del impulso a las vacunas, apunta a desmantelar varias instancias creadas durante la era de Rafael Correa. Prevé por ejemplo eliminar la Secretaría de Educación Superior y reformar las Ley de Medios.

Anuncios

Tras su victoria en la segunda vuelta de la elección presidencial el domingo pasado con el 52,37% de los votos (con el 99% de los votos contabilizados), Lasso expuso sus prioridades políticas. Evocó el despliegue de las vacunas contra la Covid-19 y su voluntad de abrir negociaciones para un acuerdo de libre comercio con EE.UU.

El exbanquero se comprometió también a regularizar a miles de migrantes venezolanos. Y confirmó su voluntad de dejar atrás varias leyes y entidades instauradas bajo la era de Rafael Correa, como la ley de medios y telecomunicaciones.

En sus primeras palabras como mandatario electo, Guillermo Lasso ofreció un mensaje de reconciliación, invocó varias a Dios y confirmó su intención de luchar contra las discriminaciones.

"No llego con una lista de a quiénes quiero perseguir ni ver en la cárcel", señaló. Y es que en los últimos años en Ecuador se han multiplicado las acusaciones cruzadas entre adversarios y partidarios del presidente Correa, sobre una presunta utilización de la justicia para perseguir a los rivales políticos.

“Primero, al decir que no habrá persecución política en su gobierno, es una manera de tomar distancias con el gobierno de Rafael Correa. Porque una de las acusaciones que recibió Correa, tanto por parte de su oposición de izquierda como de derecha, era de haber perseguido a la oposición como periodistas, dirigentes ecologistas, indígenas sindicales, etcétera. Entonces es una manera de desmarcarse del correísmo”, apunta el doctor en Ciencias Sociales y especialista de Ecuador Alexis Medina, de la Universidad de Borgoña en Francia.

Eliminación de dos entidades emblemáticas del correísmo

Guillermo Lasso reiteró además su intención de suprimir la Secretaría de Educación Superior para que las universidades privadas tengan un margen de acción más amplio “sin pedirle permiso al Gobierno” dijo, y con la promesa de financiar más becas gracias al dinero que surja de los recortes.

“La Secretaría de Educación Superior (SENECYT) ejerce la rectoría de la educación superior, verifica que las universidades ejercen su función de manera correcta. Y es el organismo encargado de distribuir una serie de becas que fueron creadas en la época de Rafael Correa. Y que permitieron a más de 7.000 estudiantes estudiar maestrías y doctorados en el extranjero. En realidad, esta propuesta se inscribe en su idea de desregular los distintos sectores de la sociedad y en este caso la educación superior, y finalmente dar mayor libertad a las universidades, y en particular privadas frente a las regulaciones del Estado”, analiza el académico Alexis Medina.

El presidente electo de Ecuador indicó también que someterá a consulta popular la eliminación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. Dicho ente “no tiene razón de existir. Una democracia liberal está compuesta por tres poderes del Estado, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial", indicó en declaraciones retomadas por el diario ecuatoriano El Comercio.

“Es un organismo mucho más polémico. Fue creado por la Constitución de 2008, apoyada por Rafael Correa, y es un organismo que se supone debe encarnar y representar la participación ciudadana en las decisiones que se toman en el país. Sus principales funciones son sobre todo elegir a los otros organismos de control: la Corte Constitucional, el Consejo de la Judicatura, el Defensor del Pueblo, etc. Pero la oposición a Correa le acusa de haber logrado cooptar este consejo y a través de él, de haber nombrado a personas cercanas al poder en todos estos organismos de control”, recuerda Alexis Medina.

Sin embargo, el académico advierte: “El problema, es la alternativa. Porque si Lasso elimina este consejo, significa que todos estos organismos de control serán designados igual conjuntamente por el presidente y la Asamblea Nacional”.

Otra medida prioritaria anunciada por Guillermo Lasso es la supresión de la Ley de Comunicaciones, reforma emblemática de la era Correa, y muy criticada por los medios privados que han ido denunciando una ley mordaza.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas