Enfoque Internacional

Italia respira con la reapertura de la cultura y las terrazas

Audio 02:31
La gente se toma selfies en el exterior del Coliseo el día de su reapertura, en Roma, Italia, el 26 de abril de 2021.
La gente se toma selfies en el exterior del Coliseo el día de su reapertura, en Roma, Italia, el 26 de abril de 2021. REUTERS - GUGLIELMO MANGIAPANE

Desde esta semana, Italia apuesta con volver a una vida normal o, por lo menos, empezar con una “nueva normalidad”, con la reapertura de cientos de lugares culturales y de las terrazas de bares y restaurantes. RFI tomó el pulso de la capital, Roma.

Anuncios

Por nuestro corresponsal en Roma, Heriberto Araújo.

Después de casi dos meses, el Coliseo ha vuelto a abrir sus puertas. Este y cientos de museos y lugares históricos en Italia, uno de los países más visitados del mundo por su patrimonio cultural, han abierto esta semana gracias al relajamiento de las medidas contra la pandemia en respuesta a la caída de los contagios.

Pero los efectos de la Covid-19 están lejos de remitir, y son muy visibles en las inmediaciones de la antigua casa de los gladiadores romanos.

“Es increíble porque hoy es la primera vez que vengo desde hace un año, y veo que está todo vacío, y es sorprendente porque la primera vez que yo vine, que fue hace un año y medio, era hasta imposible caminar sin tropezarse con una persona, porque había mucha gente, sobre todo turistas. Ahora en el año 2021, ves el Coliseo, el centro, el punto más importante de Roma… y mira como está, solamente hay turistas locales”, comenta Oliver León, un venezolano que reside en Roma.

Recuperación lenta

El turismo supone cerca del 13% de la economía italiana y da empleo a más de cuatro millones de personas. Así, hasta que no vuelvan los viajeros internacionales, la recuperación será lenta.

Renato Coppa quiere creer que la reapertura del Coliseo puede ser un símbolo: el inicio de una “nueva normalidad”. “Da verdaderamente pena ver el Coliseo vacío, el monumento más conocido de todo el mundo. Esperamos que esta herida se sane. Esperamos que sea definitivamente una apertura”, enfatiza.

La policía patrulla el centro de Roma para evitar aglomeraciones en bares y restaurantes. El gel, la mascarilla y la distancia son obligatorios. Pero se respira un contenido optimismo con las nuevas medidas y unas ganas locas de cultura y socialización.

En los cines de Roma, la demanda por ingresos es constante en la semana de los Oscar. Alessandro ha decidido ver dos películas el mismo día: “Digamos que es una alusión a una vuelta a la normalidad. Un momento de distracción que sienta bien. Digamos que se vuelve a respirar. Era necesario, porque las posibilidades dentro de casa no son demasiadas”, afirma.

El plan del Gobierno de Mario Draghi es seguir con la apertura escalada hasta el verano, el momento crucial para vislumbrar si Italia está realmente saliendo de la pesadilla causada por la Covid.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas