Enfoque Internacional

Legislativas en Escocia: Nicola Sturgeon y los independentistas son favoritos

Audio 03:53
La primera ministra de Escocia y líder del partido independentista SNP, Nicola Sturgeon, en Edimburgo, este 1 de Mayo de 2021.
RUSSELL CHEYNE / POOL / AFP
La primera ministra de Escocia y líder del partido independentista SNP, Nicola Sturgeon, en Edimburgo, este 1 de Mayo de 2021. RUSSELL CHEYNE / POOL / AFP AFP - RUSSELL CHEYNE

Los escoceses renuevan este jueves su Parlamento. Favoritos, la actual Primera Ministra Nicola Sturgeon y su partido, el independentista SNP, esperan obtener un amplia mayoría para forzar a Londres a autorizar un nuevo referendo sobre la independencia con respecto a Reino Unido.

Anuncios

Tenaz, experimentada y muy popular, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, y su partido, el independentista SNP (por su siglas en inglés, Scottish National Party), deberían vencer en estas legislativas, según lo que anuncian los sondeos.

"Todavía hay indecisos pero Nicola Sturgeon se encamina a conseguir una victoria clarísima, la incertidumbre ahora es si logrará mayoría absoluta y podrá formar gobierno en solitario o si necesitará la ayuda de otros partidos favorables a la independencia", analiza para RFI el académico en la Universidad de Escocia del Oeste, Fernando León Solis.

"Si miramos los grandes objetivos de su legislatura - uno era cerrar la brecha de la desigualdad principalmente en educación y salud, no podemos decir que tenga un gran palmarés pero esto no parece que haya hecho mella entre los electores del SNP", apunta León Solis. Sturgeon, defensora de la independencia desde sus primeras horas de militancia como adolescente, sigue siendo para ellos "la valedora de Escocia" y el SNP "el partido que puede defender los intereses nacionales".

Alba, el nuevo partido creado por su mentor y exdirigente del partido independentista escocés, Alex Salmond, no debería hacerle sombra. Y la oposición, tanto conservadores como laboristas, aparece "bastante débil", opina.

Además la enérgica jefa del ejecutivo escocés sacó grandes réditos políticos de su confrontación con el primer ministro británico Boris Johnson en la gestión de la pandemia, apareciendo como más prudente y competente. "Tampoco podemos decir que haya tenido una gestión de la pandemia muchísimo mejor que el resto del Reino Unido”, considera León Solis, "pero aun así la percepción es que Boris Johnson era muy dubitativo y caótico en sus comparecencias públicas mientras que ella se mostró más clara, honesta y, es importante, empática hacia los enfermos de Covid-19”.

Efecto del Brexit

Pero por sobre todo, el independentismo ha ganado fuerza con el Brexit, explica Michael Keating, politólogo de la Universidad de Aberdeen. "Porque un 62% de los escoceses votaron en favor de permanecer en la Unión europea, a diferencia de los votantes de Inglaterra que se pronunciaron en su mayoría por la salida". Y los escoceses ya están viviendo las consecuencias concretas de la salida del bloque. "Ha habido un aumento del precio de los productos provenientes de la Unión europea, ha acabado la movilidad laboral, de residencia, se ha terminado el programa de intercambio estudiantil 'Erasmus' que la universidad escocesa intentó defender con uñas y dientes”.

Los sectores agrícola y pesquero han sido particularmente afectados, aunque también sufren por las restricciones vinculadas a la pandemia. "Con el fin de la circulación de ciudadanos muchos agricultores tienen dificultades para reclutar personal temporal que normalmente venía de Europa del este", indica Fernando León Solis.

Para el sector pesquero y el sector marisquero, la Unión europea era su mayor mercado, "ahora ya están sufriendo las consecuencias de salir del mercado único europeo", detalla. "Hay mucha burocracia y mucho más papeleo y con ello aumenta el precio de sus productos y los hace mucho menos competitivos".

Boris Johnson y un nuevo referendo

Si consigue una mayoría amplia como lo espera, la líder escocesa Nicola Sturgeon considera que Londres no tendrá otra opción que permitir un nuevo referendo sobre la independencia, siete años después de la victoria del 'No' en 2014. Legalmente la decisión está en manos de Londres, pero en realidad es política. "Si Boris Johnson hace oídos sordos a los reclamos escoceses, esto podría debilitar a los conservadores en Escocia, como sucedió en los años 80 cuando Margaret Thatcher negó un referendo", apunta el politólogo Michael Keating.

¿La apodada 'reina de Escocia' podrá cumplir el sueño de los nacionalistas escoceses desde hace décadas? Después del Brexit, el sí a la independencia alcanzó niveles históricos en las encuestas. Sin embargo, tras una serie de encuestas que en los últimos meses daban mayoría a la independencia, la tendencia parece invertirse. Según un sondeo de Savante ComRes esta semana, el 49% de los escoceses votarían no en un referéndum inmediato frente al 42% que optaría por el sí. Algunos electores se preguntan por ejemplo si es el buen momento, dadas las dificultades económicas que ha causado la pandemia.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas