Escala en París

Algunos niños desaparecidos en la dictadura argentina pueden estar en Europa

Audio 12:56
Silvina Stirnemann en la grabación del programa Escala en París. 17 de junio de 2021.
Silvina Stirnemann en la grabación del programa Escala en París. 17 de junio de 2021. © RFI

Argentina ha lanzado una campaña llamada ‘Argentina te busca’ con el objetivo de que quien tenga algún tipo de relación con el país y dudas sobre su identidad pueda ser atendido en los consulados y embajadas y conocer así su verdadera historia. Y es que aún quedan por identificar a 370 personas que fueron robados cuando eran bebés durante los años de terror de la dictadura argentina.

Anuncios

“En cualquier lugar del mundo donde haya un consulado o una embajada, una persona que tiene dudas sobre su identidad puede venir y pedir que se abra un expediente”, explica Silvina Stirnemann, representante de Hijos París y de la red por la identidad en Francia, que forma parte de esta campaña.

A partir de ahí, el proceso puede durar un año en el que una vez se confirme la historia y se busque en Argentina rastros de esa persona como actas de nacimiento u otros registros, se da paso a las pruebas de ADN. Luego esas pruebas se confrontan con el Banco Nacional de Datos Genéticos que fue creado por las Abuelas de Plaza de Mayo en 1987, año en el que los familiares de esos bebés desaparecidos comenzaron a dar su ADN con el objetivo de algún día volverse a encontrar con los pequeños.

Lo que ha llevado a Argentina a internacionalizar la búsqueda de los bebés robados a madres torturadas o asesinadas en centros clandestinos es la convicción de que muchas de esas personas puedan estar en Europa.

De los 500, se han encontrado a 130. En Europa, uno en España, otro en Holanda y un tercero en Inglaterra. “Hubo un lugar muy conocido en Francia que se llamó el Centro Piloto de París donde venía la cúpula de la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada que funcionó como centro de tortura) y hubo relación entre diferentes grupos de poder franceses y la dictadura militar”.

Las repetidas crisis económicas argentinas han podido también provocar que algunos se mudaran a países europeos. “Pensamos que hubo gente que pudo venir en el 2001, gente que vino a estudiar. Así que es muy probable que en el territorio europeo haya más nietos”, añade Stirnemann.

El compromiso de esta franco-argentina con los derechos humanos en su país es “vital” para ella, puesto que también es víctima. Silvina Stirnemann se instaló con su hermana y su madre en Francia en 1981 adonde llegaron para huir de la maquinaria del terror de la dictadura militar. Nació en prisión, en el penal de mujeres Melchor Romero, donde estaba encarcelada su madre Laura Franchi. Su padre, Mario Alfredo Stirnemann, fue secuestrado y asesinado en 1975, pero la familia no encontró sus restos hasta 1994.  

La búsqueda de la verdad y en el caso de la desaparición, la localización de los restos y la posterior sepultura es muy importante para poder hacer el duelo. Para Stirnemann también es “fundamental para establecer la justicia porque el problema de la desaparición es que mucha gente te cuenta otra historia. Yo sufrí mucho de eso, es reconstruir la verdad de la persona y darle justicia. Poder ir sepultando a nuestros desaparecidos es poder reconstruir una sociedad diferente”, concluye.

Si nació entre 1974 y 1983 y tiene dudas sobre su identidad contacte con la Embajada argentina en Francia por mail: secon_efran@cancilleria.gob.ar y por teléfono +33 6 01 88 09 98. También puede escribir a redxlaidentidadfrancia@gmail.com

#EscalaenParís también está en Facebook. Un programa coordinado por Florencia Valdés y realizado por Fabien Mugneret, Stéphane Defossez y Yann Bourdelas. 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas