Noticias de América

Cuba se prepara para la desaparición de su doble moneda con temor a la inflación

Audio 02:36
Un ciudadano muestra sendos billetes de las dos monedas que se fusionarán a partir del 1 de enero de 2021 en Cuba.
Un ciudadano muestra sendos billetes de las dos monedas que se fusionarán a partir del 1 de enero de 2021 en Cuba. Adalberto ROQUE AFP/Archivos
Por: Geisy Guia Delis
6 min

Los cubanos dirán adiós al Peso Cubano Convertible el 1 de enero. El conocido como CUC es una de las dos monedas que ha estado circulando en el país desde 1994 y que ha causado una importante distorsión económica en el país caribeño. También se han anunciado otras medidas como la subida de los salarios y del coste de los servicios.

Anuncios

La medida fue anunciada el 10 de noviembre en la televisión nacional cubana por el presidente, Miguel Díaz-Canel. “Se ha decidido por el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba informar a nuestro pueblo sobre el inicio de la tarea ordenamiento, nombre que se le ha dado al proceso de unificación monetaria y cambiaria y al resto de las necesarias transformaciones que lo acompañan. Están creadas las condiciones que permiten anunciar el inicio de la tarea a partir del 1ero de enero de 2021, con una tasa de cambio única de 24 Pesos Cubanos por un dólar.”

Se trata de seis medidas financieras previstas y aprobadas desde 2013, y que esperaban un mejor momento económico para su aplicación, pero que ya resultan impostergables.

Sin embargo, lo complejo del problema despierta inquietudes en la población. De manera general, muchos coinciden en la necesidad de eliminar la dualidad monetaria. Sin embargo, el joven economista Omar Rivera tiene una preocupación. “Dentro de las medidas económicas que se están haciendo en la tarea ordenamiento, hablar de unificación monetaria no sería del todo correcto porque mientras tengan el dólar circulando en los mercados que ya no son solo productos de alta gama sino también insumos de aseo, de comida, se va a tener la economía parcialmente dolarizada.”

Omar se refiere a las más de 300 tiendas en todo el país que comercializan productos en dólares o euros, las únicas que mantienen un abastecimiento regular en medio de un panorama de fuerte escasez en la nación caribeña.

Otras de las medidas anunciadas son el aumento de los salarios y del costo de servicios como la electricidad y el agua. Al respecto, el trabajador autónomo del sector del comercio Roberto Hernández teme un fuerte proceso inflacionario. “No se va a percibir beneficio del aumento salarial porque no hay una producción detrás que respalde ese incremento de salario porque nosotros no somos capaces de producir ni la comida que hace falta para la población, ni bienes ni servicios capaces de asumir todo ese dinero que se está inyectando ahora en la población y que al final para el cubano lo que se va a ver es un aumento de los precios de todos los servicios, y que va a ser el estándar de vida o peor o igual, nunca mejor.”

Aunque el Gobierno cubano ha prometido que nadie quedará desamparado y que intentará controlar el aumento de los precios, para algunos aún persisten muchas dudas sobre el impacto de la medida. Tal como refiere la joven Marta Simón. “Al final es una inflación, van a subir los salarios pero va a subir el estándar de los precios a los que la población está acostumbrada y al final no se va a percibir como un aumento real de salario que pueda permitirle al cubano de a pie estar más desahogado económicamente.”

Para saber si el 2021 será el año de orden en la economía cubana habrá que esperar pero, en efecto, los economistas apuntan a una posible inflación.

Con AFP.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas