Noticias de América

Cuba lidia con otra escasez, la falta de medicamentos

Audio 02:30
Ante esta situación, los cubanos han creado grupos en las redes sociales para intercambiar medicinas y pastillas por otros productos de primera necesidad que también escasean en el país, tales como aseo o comida.
Ante esta situación, los cubanos han creado grupos en las redes sociales para intercambiar medicinas y pastillas por otros productos de primera necesidad que también escasean en el país, tales como aseo o comida. REUTERS - STRINGER

En Cuba, escasean los principales medicamentos en las farmacias y hospitales, y la pandemia de la Covid-19 ha agudizado aún más la crisis.

Anuncios

Debido a la pandemia de Covid-19, se hace difícil en Cuba conseguir vitaminas, pastillas prenatales, condones, antibióticos y hasta medicamentos para pacientes psiquiátricos y epilépticos.

Elsa, de 53 años, explica a RFI que sufre de hipertensión arterial y que ha madrugado en la farmacia de su barrio para conseguir sus medicinas: “Soy una paciente que utiliza medicamentos controlados, como el Elanapril, porque soy hipertensa. Llevo esperando dos meses, ahora fui a comprar el medicamento y hasta el día 9 no entra. Entonces, en muchos casos hay que acudir a internet para ver quién tiene el medicamento. Hay personas que los traen de afuera o se los mandan y muchos de esos medicamentos hay que comprarlos a sobreprecio”, lamenta.

El cuadro básico de medicamentos en Cuba comprende 619 renglones de los cuales más de 116 están en falta, especialmente aquellos que se expenden por tarjetas de control y que impactan a más de tres millones de pacientes que dependen de ellos, según las últimas cifras oficiales.

“Los medicamentos están en falta en toda Cuba, en todas las provincias hay falta de recursos y materias primas para la producción de estos y la población se ha visto afectada. En muchas farmacias comunitarias no llega el medicamento. No hay Duralginas en tableta, las personas las compran por cantidad para revenderlas, los antibióticos faltan”, comenta una dependienta de una farmacia en La Habana.

Trueque

Ante esta situación, los cubanos han creado grupos en las redes sociales para intercambiar medicinas y pastillas por otros productos de primera necesidad que también escasean en el país, tales como aseo o comida.

Rosa Urrutia, de 78 años de edad, cuenta que “hace más de seis meses se me enfermó la pierna por las várices, se me hicieron unas llagas y tuve que acudir a las hojas verdes para curarme la pierna. Necesitaba un medicamento en crema y mis nietas tuvieron que cambiar jabón y detergente por el internet para conseguirme la pomada”.

Esta crisis ha sido reconocida desde el 2019 por las instituciones oficiales y parece lejos de resolverse. Mientras tanto en Cuba, la industria farmacéutica ha puesto todo su empeño en sus cuatro candidatos vacunales contra la Covid-19 que actualmente están en fase de ensayos clínicos. En lo que respecta al coronavirus, el país aspira a inmunizar a toda su población este año.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas