Saltar al contenido principal
Programa Especial

Diego Maradona, el astro argentino que trascendió del fútbol a lo divino

Audio 17:00
Diego Maradona en el Festival de Cannes, en Francia, el 20 de mayo de 2008.
Diego Maradona en el Festival de Cannes, en Francia, el 20 de mayo de 2008. REUTERS - Eric Gaillard
Por: Andreina Flores | Angélica Pérez | Lucile Gimberg | Melissa Barra
18 min

Tras la muerte del astro del fútbol Diego Maradona, RFI analiza en una Edición radiofónica especial, la enorme carga simbólica de esta figura mundial que traspasa los linderos del deporte. Participan periodistas, sociólogos, fanáticos y personas que llegaron a conocerlo. 

Anuncios

<< escuche la edición especial haciendo ''click'' en el play de la foto<< 

No hay diario en el mundo que no titule este jueves 26 de noviembre con la muerte de Diego Maradona. En Francia el deportivo L'Equipe asegura que "Dios ha muerto" mientras en Argentina una multitud apoteósica despide a su ícono idolatrado. El presidente francés Emmanuel Macron publicó una carta en homenaje a Diego Armando Maradona en la que afirma que "la mano de Dios había puesto un genio del fútbol sobre la Tierra". 

Todos los diarios franceses de este jueves rinden homenaje a Diego Maradona. Para el deportivo L'Equipe, simplemente, "murió Dios".
Todos los diarios franceses de este jueves rinden homenaje a Diego Maradona. Para el deportivo L'Equipe, simplemente, "murió Dios". © Fotomontagem RFI

No existe un futbolista que se haya elevado a la categoría divina con tanto desparpajo. Y, sin embargo, se trata de una figura controvertida, políticamente incorrecta y conocida por sus excesos.

Para Fernando Segura Trejo, sociólogo del deporte y estudioso de la figura y carrera de Diego Maradona, el astro del futbol simboliza " un mito humano con sus defectos y virtudes, con su sonrisa y sus caidas. Con esa capacidad para levantarse y para reinventarse". 

-Dios o diablo?

"Diablo no. Para muchas personas sí puede ser un dios. Es cierto que hay ciertos elementos religiosos que se mezclan, existe una "iglesia maradoniana" con fieles en Argentina y otros países, pero creo que se trata de un culto al fútbol. Pienso que la mejor definición es la del mito; un mito viviente hasta hace pocas horas y, ahora que no está más en este mundo, pasa a ser un mito como los que conocemos. Con el tiempo,  su leyenda sobre todo lo que hizo en sesenta años va a ir creciendo''.

Maradona, el transgresor en la cancha y en la vida, se convirtió en un mito en gran parte por sus orígenes y sus posiciones abiertamente asumidas, como su enfrentamiento a la FIFA, a Mauricio Macri tanto como presidente del Boca como presidente del Argentina, asi como su apoyo al régimen cubano.

"Viene de un barrio muy humilde llamado Villa Fiorito. Saliendo de tan bajo, Maradona llegó a tener en pocos años la capacidad de permitirse todo lo que podía desear. Fue una ascensión meteórica y nunca tuvo problema para decir lo que pensaba", cuenta Alejandro Valente, jefe de la redacción deportiva de Radio Francia Internacional, quien acompañó al futbolista en París en 1995 cuando Maradona recibió el "Balón de Oro". 

"Ese año, durante tres días -y tres noches- me desplacé a distintos lugares, como Eurodisney y el Crazy Horse, con él. En todos lados, generaba una gran simpatía y se mostraba siempre muy bien dispuesto, nada distante. Fueron días maravillosos por ver el contacto que tenía con la gente", recuerda Valente. 

►► Lea también: “Maradona, un personaje que expresa muchas facetas de Latinoamérica"

Argentina llora

Desde Buenos Aires, el corresponsal de RFI Juan Luis Buchet explica que con su muerte queda grabada la figura del gigante del deporte y se olvidan los aspectos más criticados de su vida y sus excesos. " Vimos varias franjas de la población haciendo la fila en frente de la Casa Rosada, donde se encuentra el féretro de Maradona", cuenta Buchet y agrega: "Todo el país llora a Maradona. Mucha gente de las clases populares, pero  también sectores de la clase media lo lloran ".

Miles de argentinos hacen largas filas para ingresar a la Casa Rosada y dale el último adiós al fallecido astro del fútbol Diego Armando Maradona el 26 de noviembre de 2020 en Buenos Aires
Miles de argentinos hacen largas filas para ingresar a la Casa Rosada y dale el último adiós al fallecido astro del fútbol Diego Armando Maradona el 26 de noviembre de 2020 en Buenos Aires RONALDO SCHEMIDT AFP

 

México 1986: Maradona se escribe con "M" de Malvinas  

En la memoria futbolistica está grabado aquel partido del 22 de junio de 1986 en México. Y en la memoria histórica los 649 jóvenes soldados argentinos abatidos en 1982 por el ejército británico en las Islas Malvinas. 

En el estadio Azteca de Ciudad de México, Diego Maradona se convirtió en una leyenda en los cuartos de final del Mundial, disputados entre Argentina e Inglaterra, apuntando dos goles históricos: el de "la mano de Dios" primero y "el gol del siglo" cuatro minutos después.

"Era como ganarle a un país, no a un equipo de fútbol. Habían muerto muchos pibes argentinos, los habían matado como a pajaritos. Esto era una revancha, Un carajo iba a ser un partido mas!", diria Maradona luego de esos históricos goles producto de la trampa, el primero, y de la maestría genial, el segundo, con los que el astro venció a los ingleses en una goleada que para él representaba la revancha argentina tras la "Guerra de las Malvinas". 

El árbitro tunecino de la "Mano de Dios"

RFI contactó para esta Edición especial al tunecino Alí Bennaceur, árbitro de ese encuentro. "Como había dos barras, no sabía en cual de las dos había pegado el balón. El juez de línea bulgaro era árbitro como yo. La FIFA pedía que si mi colega estaba posicionado mejor, su intervención debía prevalecer. Yo tenía mis dudas y entonces miré a mi colega, quien me confirmó el gol. Tiempo después, Maradona me vino a visitar a mi casa. Pasamos una tarde muy amena con su mujer. Me besó la mano y me llamó 'el gran Alí'. Entonces le dije que no fue Argentina quien ganó el mundial sino Maradona", cuenta el ex árbitro. 

►► Encuentre en RFI todos nuestros contenidos y programas sobre Diego Maradona.

Nápoles fue el tercer escenario de gloria del astro del fútbol. El sur de Italia llora también la muerte de Maradona que llevó a la victoria a esa ciudad que nunca había ganado un título en su historia. "Él hizo brillar a Nápoles ante Italia y ante el mundo entero. Le permitió al Napoli afirmarse a nivel nacional e internacional. Es la persona que nos hizo conseguir dos “Scudetti”, la copa y la UEFA", recuerda a RFI, Saviero Passaretti, presidente del club. 

Amado por los napolitanos y despreciado por el resto de Italia. Una división reflejo de la eterna fractura entre el sur y el norte del país. Fractura que Maradona supo aprovechar durante su presencia en el Napoli, pero que se tornó dolorosa en el Mundial de 1990 tanto para el astro como para los napolitanos, dividios entre si apoyar a Maradona o a la seleccón Italia.

En la final de esa Copa Mundial de Fútbol disputada en  el Estadio Olímpico de Roma entre Argentina y Alemania, una hinchada italiana colérica por haber sido eliminados en semifinales, por penales, contra el equipo de Carlos Salvador Bilardo, sifló mientras sonaba el himno de la República argentina. Las cámaras enfocan a los 11 jugadores argentinos desconcertados y tristes. Entre ellos, un Maradona humillado y enfurecido insulta a las barras italianas por irrespetar el himno de su país.

Al finalizar el partido, en el que Argentina cayó ante Alemania por 1 a 0 con aquel gol de penal de Andreas Brehme, a cinco minutos del final, Diego se largó a llorar. Otra de las imágenes históricas de ese ídolo popular capaz de suscitar tanta emoción con sus gestos en la cancha y en la vida.    

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.