Programa Especial

El trumpismo más radical pone a prueba a la democracia estadounidense

Audio 16:58
Richard Barnett, seguidor del presidente estadounidense saliente Donald Trump, en el despacho de la presidenta de la Cámara de Represantes Nancy Pelosi. Washington, 6 de enero de 2021.
Richard Barnett, seguidor del presidente estadounidense saliente Donald Trump, en el despacho de la presidenta de la Cámara de Represantes Nancy Pelosi. Washington, 6 de enero de 2021. AFP - SAUL LOEB

El asalto al Capitolio este miércoles por parte de seguidores de Donald Trump dejaron imágenes realmente impactantes, como la de la bandera confederada dentro de la Cámara, policías desbordados, mobiliario destrozado y un caos sin precedentes. El presidente saliente, que se empeña en denunciar fraude, arengó a las masas para luego, este jueves, afirmar que habrá una transición política ordenada el 20 de enero, fecha en que comienza la administración del demócrata Joe Biden.

Anuncios

En este programa especial analizamos este grave acontecimiento y sus consecuencias con Jim Cohen, politólogo y profesor estadounidense de la Universidad París 3, Sorbonne Nouvelle; y con Xavier Vilà, corresponsal de RFI en Washington.

Washington en estado de emergencia

"Miles de partidarios de Trump que habían venido de todo el país, de Texas, Arizona, Oregon aún siguen en la ciudad. El asalto ya ha terminado, pero estas personas todavía están en Washington. La sensación de inseguridad y de emergencia, continúa muy presente", informa Xavier Vilà.

Hay trumpismo para rato

"Trump está más aislado que ayer pero sigue teniendo su grupo de simpatizantes y aunque haya gente de su partido que se distancie de él, hay una tendencia ultraderechista y xenófoba dentro del partido republicano. No van a desaparecer, creo que tienen futuro", afirma Jim Cohen.

Dudas sobre el operativo policial que no logró frenar el asalto

"Trump convocó a esta gente hace semanas para el día 6 porque era el día que el Congreso debía certificar los grandes electores y querían una protesta. Estaban advertidos. Si además comparamos el despliegue policial de ayer con el que había para contener las manifestaciones de Black Lives Matters, es absolutamente vergonzoso. En las últimas horas, en las redes sociales, hemos visto fotos de policías facilitando el ingreso de los asaltantes a la Colina del Capitolio, retirando vallas. Hay senadores y congresistas demócratas que han pedido una investigación", explica Xavier Vilà.

Grupos de extrema derecha como Proud Boys o QAnon, detrás del asalto

"El mensaje en la mañana era que se iban a concentrar pacíficamente alrededor del Congreso y a medida que se acercaban fueron radicalizando su posición, con artefactos incendiarios, incluso de han localizado artefactos explosivos. La policía defiende que esta radicalización fue in crescendo, pero realmente teniendo en cuenta los precedentes que había, la convocatoria del presidente y de organizaciones de ultraderecha como los Proud Boys, los neonazis o los conspiracionistas de QAnon, esta explicación no se sostiene", cuenta Xavier Vilà.

"Hay gente que lleva años organizándose como fuerza de choque de la extrema derecha. Eso no se improvisó, hay grupos que llevaban semanas preparándolo", añade Jim Cohen.

Los simpatizantes de Trump no retrocederán si no se acaba la crisis económica

"Hay una tendencia sectaria, el partido republicano es cada vez más blanco, es un partido que se ha convertido casi en secta etno nacionalista y creo que si no se resuelve la crisis económica y sanitaria y Biden no toma decisiones muy ambiciosas, esta tendencia se fortalecerá", analiza Jim Cohen.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas