Quince estados de EEUU aceptan plan de reestructuración de farmacéutica Purdue

Nueva York (AFP) –

Anuncios

Quince estados de Estados Unidos que habían rechazado el plan de reestructuración de Purdue, acusada de propiciar una crisis de adicción a opioides en el país con su medicamento OxyContin, finalmente aceptaron la propuesta de la farmacéutica, según documentos judiciales presentados la noche del miércoles.

De acuerdo con un informe de un mediador introducido en el Tribunal Federal de Quiebras de Nueva York, entre los 15 estados se encuentran Nueva York y Massachusetts, cuyos fiscales han sido particularmente agresivos contra Purdue Pharma y sus propietarios, la familia Sackler.

Se espera que la fiscal del estado de Nueva York, Letitia James, aborde el asunto en conferencia de prensa el jueves por la mañana.

El acuerdo aceptado por los 15 estados permitirá implementar un plan de salida de la bancarrota a través del cual Purdue propuso pagar unos 4.300 millones de dólares.

El acuerdo anunciado por el mediador prevé el pago de 50 millones de dólares adicionales por parte de los propietarios de Purdue, quienes también tendrán que hacer públicos "decenas de millones de documentos" que hasta ahora se han mantenido confidenciales, especialmente de sus intercambios con sus abogados.

La estadounidense Purdue Pharma, que se declaró en quiebra en septiembre de 2019, aceptó en octubre de 2020 su culpabilidad por fraude y violación de las normas de soborno en relación a la promoción agresiva de su medicamento analgésico OxyContin, a sabiendas de que era adictivo.

Como parte de un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos valorado en más de 8.000 millones de dólares, Purdue también anunció que se reestructuraría para ayudar a luchar contra el flagelo de las sobredosis de opioides.

OxyContin se considera el desencadenante de la llamada crisis de los opioides, que ha causado más de 500.000 muertes por sobredosis en 20 años en Estados Unidos.

Tras el acuerdo anunciado la noche del miércoles, todavía quedan 10 estados, California entre ellos, que rechazan las propuestas de Purdue y la familia Sackler.

La crisis de los opioides ha desencadenado un aluvión de litigios en Estados Unidos contra Purdue y otros importantes laboratorios que han vendido medicamentos opioides, pero también contra distribuidores, mayoristas, farmacias y médicos prescriptores.

Iniciadas en muchos casos por estados y comunidades locales, estas demandas reclaman miles de millones de dólares en compensación por el costo de esta crisis sanitaria, la peor de Estados Unidos hasta que se declaró la pandemia de covid-19.