Francia

Tensión en los hospitales franceses por la epidemia de gripe

La entrada del Servicio de Urgencias del Hospital Cochin, en París. Miércoles, 11 de enero de 2017.
La entrada del Servicio de Urgencias del Hospital Cochin, en París. Miércoles, 11 de enero de 2017. AFP

La ministra de Sanidad francesa, Marisol Touraine, intenta calmar los ánimos frente a los numerosos casos de gripe que se han registrado en Francia, 784.0000 en las últimas cuatro semanas. 52 personas han muerto en los hospitales franceses que comienzan a saturarse, según los sindicatos. Lo peor está por venir. La semana que viene se espera una ola de frío que afectará a los más vulnerables: los bebés y, sobretodo, las personas mayores.

Anuncios

Tras una reunión de crisis este jueves en el Palacio del Eliseo, la ministra Marisol Touraine desmiente que los hospitales estén “saturados” pero sí admite que hay “tensión”. Ante la multiplicación de casos de gripe en este periodo invernal, el gobierno decidió tomar medidas excepcionales para poder atender a los pacientes como poner a disposición camas suplementarias, personal adicional y la transformación de plazas hospitalarias de día en permanentes.

Además, se ha pedido a los hospitales que desprogramen operaciones no urgentes para poder atender en mejores condiciones los casos de gripe que se presenten. Hasta ahora han muerto 52 personas por la gripe y se han registrado 784.000 casos. Touraine aseguró ayer que seguramente el balance se agravará en los próximos días.

Los sindicatos, sin embargo, pintan otra realidad y denuncian que los hospitales ya están desbordados. “Los límites de los servicios ya se han superado. Esto se traduce por un exceso de mortalidad evitable, hay gente que espera 24 horas en una camilla”, denuncia el portavoz de la asociación de personal de Urgencias de Francia, Christophe Prudhomme, del sindicato CGT.

La semana que viene se espera que los termómetros bajen con temperaturas mínimas por ejemplo en París que se mantendrán bajo cero a partir del miércoles. El invierno pasado, la epidemia afectó a tres millones de personas, pero no hubo un exceso de mortalidad. Hace dos años, sin embargo, se registraron 18.000 muertos más que en tiempos normales, atribuidos en parte a la gripe.

El virus que enfrenta ahora Francia “es particularmente peligroso para las personas más frágiles”, alerta Daniel Levy-Bruhl, responsable de la unidad de infecciones respiratorias y vacunas del organismo Salud Pública Francia. Se trata del A/H3N2, primo del virus culpable en el invierno de 2014 y 2015 del exceso de mortalidad. Afecta, según los médicos, no tanto a los pulmones, sino que genera complicaciones de tipo sobreinfección bacteriana o acelera la evolución de patologías como la insuficiencia cardíaca, respiratoria e incluso la diabetes. (con AFP)

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas