Saltar al contenido principal
Salud y bienestar

Inmunidad cruzada y cómo los pacientes asintomáticos también adquieren inmunidad ante la Covid-19

Audio 14:36
La inmunidad cruzada  sucede al infectarse con un virus y después se adquiere una inmunidad hacia dicho virus pero también hacia virus similares genéticamente.
La inmunidad cruzada sucede al infectarse con un virus y después se adquiere una inmunidad hacia dicho virus pero también hacia virus similares genéticamente. © pxfuel / Creative Commons
Por: Ivonne Sánchez

La inmunidad contra la Covid-19 es esencial para poder salir adelante. Sin tratamientos eficaces ni vacunas listas al día de hoy, otras pistas toman relieve en este combate: la inmunidad cruzada podría ser un arma invisible que ayuda a adquirir una protección contra el temible virus. Y los pacientes asintomáticos que han dado positivo en los tests PCR podrían estar protegidos sin saberlo, gracias a la generación de anticuerpos neutralizantes, según un estudio reciente hecho por el Hospital Universitario de Estrasburgo (CHU de Strasbourg) y el Instituto Pasteur de Francia.

Anuncios

Inmunidad, inmunidad, inmunidad, ésa es la cuestión en esta pandemia de la Covid-19.

A la fecha no se ha encontrado ningún tratamiento eficaz, y la opción de que el 60 o 70 %  de la población se contagie con el nuevo coronavirus ya no es una solución como algunos pensaban al principio, por el alto riesgo que esto conlleva.

Quedan las vacunas en esta búsqueda de la inmunidad. Varias vacunas en efecto están en preparación pero faltan meses para que alguna de ellas esté lista para su uso masivo, y esto en caso de superar con éxito la fase III de los ensayos clínicos en humanos.

Lea aquí: ¿Llegará algún día la vacuna para el coronavirus?

También se habla de la inmunidad adquirida al contraer la Covid-19, aunque aún no se sabe cuánto tiempo dura dicha inmunidad.

Ahora bien, ¿qué sucede con los pacientes asintomáticos o que tuvieron síntomas leves? ¿Adquirieron ellos también la inmunidad?

Inmunidad cruzada

¿Y si la esperanza para esta pandemia fuera la llamada inmunidad cruzada, es decir, haber adquirido anticuerpos no por haberse infectado con el nuevo coronavirus, el temible SARS-Cov2,  pero con uno de los cuatro coronavirus comunes en los humanos y que provocan los resfriados comunes?

Es lo que algunos expertos creen. Un estudio publicado recientemente en la revista CELL y hecho por La Jolla Institute for Imunology abre esta perspectiva. La clave, los linfocitos T, células capaces de combatir al virus agresor y en particular, los linfocitos helpers y los linfocitos citotóxicos.

Los investigadores probaron más de 3.000 fragmentos de virus para determinar cuáles son reconocidos por el sistema inmunológico humano.
Los investigadores probaron más de 3.000 fragmentos de virus para determinar cuáles son reconocidos por el sistema inmunológico humano. © Courtesy of La Jolla Institute for Immunology.

Este primer estudio podría comprobarse más hasta que comenzara la temporada de catarros producidos por los coronavirus comunes, en la época de invierno.

Lea aquí sobre la inmunidad cruzada

Y aquí también

¿Qué pasa con los pacientes asintomáticos?

Otra cuestión en este vasto campo de la inmunología es la de las personas asintomáticas que resultaron positivas con el test PCR, el test que se introduce en la nariz o en la garganta en busca de material genético del virus y comprobar así la presencia del virus.

Estas personas, ¿son inmunes? Al parecer, tienen anticuerpos protectores, según un estudio llevado a cabo por el hospital universitario de Estrasburgo (CHU de Strasbourg) y el Instituto Pasteur en Francia.

La profesora Samira Fafi-Kremer, autora principal de este estudio, es directora del Instituto de Virología del CHU de Estrasburgo: “Es un estudio hecho con personal médico sanitario, que presentaron pocos síntomas de la Covid-19 o no muy graves. Seleccionamos a 160 personas, que habían hecho el test PCR y que habían dado positivo al SARS-CoV2. Se les hizo entonces muestras de sangre, por una parte, un test serológico para verificar la presencia de anticuerpos y por otra, un test funcional que se llama test de neutralización, que sólo se hace en laboratorios de investigación, para verificar la presencia de anticuerpos neutralizantes, es decir anticuerpos que impiden la entrada del virus en la célula.”

Los resultados demostraron que no sólo las personas habían desarrollado anticuerpos, pero que conforme pasaba más tiempo, la gran mayoría (98%) generó también un tipo de protección muy eficaz, los anticuerpos llamados neutralizantes. Estos anticuerpos “neutralizan” al virus fusionándose con partes de éste.

Aquí puede escuchar el programa en su versión más larga:

 

MAG SALUD 2020_06_18 INMUNIDAD CRUZADA Y PACIENTES ASINTOMATICOS version larga 14'32"

 

El estudio también reveló que por lo menos estos anticuerpos neutralizantes estaban presentes hasta los 40 días del inicio de la infección. La siguiente etapa de esta investigación será dar un seguimiento a estas personas para saber cuánto tiempo dura dicha protección.

De ahí que la siguiente etapa del estudio es hacer un seguimiento a tres, seis y doce meses después de iniciada la infección para saber saber si la respuesta neutralizante persiste.

Una buena noticia entonces saber que incluso las personas asintomáticas generan anticuerpos neutralizantes protectores.

Entrevistadas: Africa González, presidenta de la sociedad española de inmunología y catedrática de inmunología de la Universidad de Vigo, España (entrevista preparada y hecha por Aída Palau y Lucile Gimberg), y la profesora Samira Fafi-Kremer, directora del Instituto de Virología del CHU de Estrasburgo.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.