Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

‘La dependencia a los medicamentos fabricados en Asia puede ocasionar problemas para la salud de los ciudadanos’

Audio 12:49
India y China son los principales fabricantes de genéricos del mundo.
India y China son los principales fabricantes de genéricos del mundo. AFP - SAM PANTHAKY
Por: Aída Palau
16 min

La crisis sanitaria desencadenada por el coronavirus ha puesto de manifiesto la alta dependencia del mundo a los medicamentos fabricados en el continente asiático. Según datos de la firma Sinolink Securities, el 44% de los fabricantes de ingredientes activos farmacéuticos con los que se hacen los medicamentos están en China y el 36% en India.

Anuncios

Para hablarnos de cómo está organizada la producción mundial de medicamentos, de la alta dependencia de la industria a China y Asia y des posibilidades de revertir la situación hablamos con el ingeniero industrial, Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, asociación de la industria farmacéutica en España y también vicepresidente del Comité Ejecutivo de la Federación de la industria farmacéutica europea.

Humberto Arnés, director general de Farmaindustria en España.
Humberto Arnés, director general de Farmaindustria en España. © Farmaindustria
“Hay muchos tipos de medicamentos, los más novedosos están protegidos por patentes y propiedad industrial y se fabrican donde las empresas que las desarrollan tienen sus factorías, pero luego están los medicamentos que han perdido la patente que con los años se ha ido localizando la producción en países asiáticos porque tienen costes de producción más bajos”, explica Arnés a RFI.

El coronavirus ha puesto sobre la mesa el debate de la dependencia a las fábricas asiáticas. “En situaciones de normalidad no hay ninguna preocupación porque normalmente estas compañías proveen de manera periódica y constante estas materias primas para poder envasar y fabricar los medicamentos finales, pero en una situación de emergencia se ha evidenciado que esa dependencia tan elevada puede ocasionar problemas para la salud de los ciudadanos”, asegura.

En Francia, durante la pandemia hubo escasez de paracetamol por el parón de la actividad económica en China. Ahora, el presidente Emmanuel Macron quiere que toda la cadena de producción de este medicamento tan usado en Francia se haga en su territorio. Es parte de la nueva estrategia para garantizar medicamentos en momentos de crisis, lo que se ha llamado soberanía en el sector de la salud.

Los medicamentos que encontramos en las farmacias, como el paracetamol o el ibuprofeno tienen un precio muy bajo de un euro o dos euros, menos que un paquete de chicles. Algo con lo que no pueden competir las empresas Europas o estadounidenses. Por ello, según Arnés, para poder revertir la situación tiene que haber incentivos fiscales por parte de los Estados. “Es posible revertir la situación pero las compañías europeas tienen que poder competir con las asiáticas. Pero si en Europa trabajamos 1.000 horas menos que en Asia y los costes de implantación son tan elevados es complicado”, reconoce.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.