Hábitat resiliente

Vivir con la pandemia: la casa ideal para enfrentar crisis sanitarias

Casas respetuosas del medio ambiente con un jardín o por lo menos un pedacito de vegetación. A eso se aspira cada vez más con los confinamientos y la distancia social.
Casas respetuosas del medio ambiente con un jardín o por lo menos un pedacito de vegetación. A eso se aspira cada vez más con los confinamientos y la distancia social. © Dominio público Flickr

Con los confinamientos, la distancia social y la vida doméstica obligada, nos hemos puesto a imaginar la casa ideal. En una arquitectura de pandemia, no pueden faltar plantas, versatilidad y autosuficiencia.

Anuncios

“El año pasado nos dimos cuenta de la importancia del espacio en la vivienda. Lo hemos limitado por las vidas aceleradas que tenemos. Siempre estábamos en la calle y nunca en la casa”, lamenta Alberto Palencia desde Caracas.

Para el venezolano, además de unos cuantos metros cuadrados más, lo que es realmente es importante en la vivienda es un “exterior, símbolo de libertad” como un balcón que “lo deje ver las montañas”. 

Para compensar la falta de exterior, ha descubierto una nueva afición por las plantas que traen “mucha felicidad, uno se siente muy a gusto”. Lo ideal es “tener un pequeño jardín”.

Laetitia Chilot coincide. El primer confinamiento en Francia le dejó un mal sabor de boca y piensa que para “pasarlo bien” es indispensable un pedacito de tierra con plantas y una hortaliza. No le importa si es en la ciudad o en una zona más rural.

Su casa ideal sería construida “con calefacción y climatización respetuosa del medio ambiente fabricada con materiales reciclables”. “También me parece indispensable que haya una buena conexión a internet”, dice. 

La arquitecta Selin Delamarre piensa que los estacionamientos cerrados y altos de París, los garage como se les dice en francés, pueden transformarse y resolver las dificultades de la vida urbana en pandemia.

Un estacionamiento en París que podría responder a las distintas necesidades de la pandemia.
Un estacionamiento en París que podría responder a las distintas necesidades de la pandemia. © Antoine Espinasseau

“Hoy en día, los estacionamientos podrían ayudar a enfrentar crisis múltiples. Podrían solucionar los problemas de espacio en los hospitales, transformarse en célula de emergencia”, comenta. 

“Durante el primer confinamiento en Francia, tomamos conciencia de que la región parisina podía quedar sin abastecimiento. Entonces, podemos recurrir a esas construcciones que tienen techos accesibles y casi vacíos. Estos edificios pueden ser una puerta de entrada y salida de la ciudad por los aires”.

Efectivamente, en caso de percance mayor, París solo tiene tres días de abastecimiento. En sus investigaciones, Selin Delamarre incluye todo tipo de catástrofe como los ataques químicos. Una visión “apocalíptica”, en sus propias palabras, que defiende.

Para Delamarre, esos estacionamientos convertidos en búnker también pueden ser el hogar de un feliz citadino.

¿Cómo hacer para que sean espacios citadinos agradables ? Todo comienza con la ventilación y la luz: “Una ventilación a la vez natural y mecánica autosuficiente en caso de necesidad. También hay que construir entradas de luz. Depende de la estructura del estacionamiento... “

Los estacionamientos pueden solucionar problemas urbanos.
Los estacionamientos pueden solucionar problemas urbanos. © France 3 capture d'écran

“En París tenemos ejemplos de esos lugares que se transforman en huertos urbanos con plantas y verduras que crecen sin luz natural como los champiñones. Esos edificios tienen un papel importante en la productividad de la ciudad y sobre todo la productividad alimentaria”, agrega.

Más allá de los estacionamientos, la arquitecta basada en la capital francesa piensa que nuestros hogares deben integrar las nuevas realidades.

“El hábitat tiene que ser evolutivo. Se habla mucho de teletrabajo, lo que cambia también la funcionalidad de una casa que tiene que adaptarse a todas las circunstancias. Tenemos que encontrar maneras para crear en muy poco tiempo piezas adicionales, crear una oficina por ejemplo. Hoy en día en la arquitectura tenemos que pensar las construcciones a largo plazo”.

A más corto plazo, el contexto actual ya está dibujando al menos una tendencia en un país rico como Francia. Las ventas de todos los productos para mejorar y decorar la vivienda se han disparado. 

Se escucha en la versión audio de la crónica 'Coco helado' de Spanglish Fly y Rowan Ricardo Phillips en Hay que boogaloo !

 

Escuche el episodio precedente de "Vivir con la pandemia"► Apropiarse la inteligencia artificial para no dejarse devorar

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas