El Invitado de RFI

Eva Perón en imágenes, en la Galería Argentina de París

Audio 14:36
Eduardo Carballido, comisario de la exposición, en los estudios de RFI
Eduardo Carballido, comisario de la exposición, en los estudios de RFI Foto: Jordi Batallé/RFI

Se acaba de inaugurar en los locales de la Embajada de Argentina en París, una exposición dedicada a una de las figuras que han marcado la historia del siglo XX: Eva Duarte de Perón. Eduardo Carballido, el comisario de esta exposición, nos contó en nuestros estudios que un contacto indirecto con Eva Perón marcó su vida.

Anuncios

¿Es cierto que Eva Perón intercedió directamente para que tu madre encontrase trabajo como maestra?

Si. Mi madre se recibió como maestra con un diploma y una medalla de oro por haber obtenido el promedio más alto. Pero no encontraba trabajo, a pesar de buscar y buscar. Hasta que le envió una carta a Eva Perón, con el diploma y la medalla, y ella se los devolvió al poco tiempo con un nombramiento en el mismo sobre. Y a partir de allí, mi madre trabajó toda su vida en el mismo puesto.

¿Qué imagen tenías de niño de Eva Perón?

Evita dio toda una dimensión social que el gobierno de Perón no tenía.

A pesar de que mi madre me contó la historia desde su ideología antiperonista, la acción de esa mujer me fascinó y empecé a tener ganas de saber quién era. Me maravilló su acción política, su corta vida, su salud sacrificada por su tarea y, sobre todo, por su trabajo de ayuda social y de distribución de la riqueza que hacía de forma directa, sin burocracia de por medio.
Hoy en día, cuando uno pide una acción social al gobierno tiene que hacer una serie de papeles, de pasos, de cosas... ella era en directo. Si una señora iba a verla y le decía “necesito una casa”, ella le respondía: “¿Cuántos son?, ¿siete hijos?, ¡denle una casa!” De pronto se daba cuenta que la mujer estaba sin dientes y le decía: “¡Señora tiene que arreglarse los dientes para gustarle a su marido!” y ante el asombro de la viejita añadía: “Denle una cita para el odontólogo” y al final incluso le preguntaba si tenia un billete de colectivo para volver. Era una mujer supersensible. Sólo alguien que se ha quedado sin billete para el colectivo tiene esa sensibilidad hacia esa gente.

El artista Antonio Seguí en el vernisage de la exposición
El artista Antonio Seguí en el vernisage de la exposición Photo Nël Smart

La presidencia de Perón no hubiera sido la misma sin Evita....

Indudablemente que no. Perón dijo en alguna ocasión que él había inventado a Evita, pero yo no lo creo. Evita dio toda una dimensión social que su gobierno no tenía. Gracias a su carisma, la gente la buscaba, quería verla. En aquella época no la dejaron ser vicepresidenta. Yo creo que si hubiera ocupado un cargo todo hubiera sido distinto.

¿Quién era Eva Perón, más allá del mito?

Era hija de una familia pobre y esa infancia la marcó. De ahí esa sensibilidad por la gente necesitada. Ella fue evolucionando porque, al principio, no tenía esa vocación de llevar a cabo una acción política. Quería ser actriz, comenzó en la radio y el teatro hasta que conoció a Perón. Viajó a Europa, se sensibilizó y a su vuelta creó su fundación y es allí cuando comienza a ser verdaderamente Eva Perón.

Eva Perón fue la mujer más admirada de Argentina, pero también la más odiada. ¿Qué le reprochaban sus detractores?

Eva Perón está ahora en pleno revisionismo histórico. Lo que hemos pretendido con esta exposición es verla desde 2014. Todo lo que se le reprochaba en aquella época, como por ejemplo que era hija natural tratándola de bastarda, hoy no tiene importancia. Hoy en día miles y miles de niños nacen de una relación de amor fuera del matrimonio. Es otra visión la que se tiene hoy de ella. Indudablemente en aquella época se le reprochaba tener cierto autoritarismo. Todo depende del punto de vista.

(Pueden escuchar el audio de la entrevista completa)
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas