Saltar al contenido principal
Mundo Ciencia

A la caza de setas salvajes

Audio 13:28
La recolección de setas salvajes, un pasatiempo del otoño.
La recolección de setas salvajes, un pasatiempo del otoño. D.R.
Por: Ivonne Sánchez
17 min

Con la llegada del otoño, llega también la búsqueda de setas salvajes en los bosques. Un pasatiempo muy extendido en Francia y que tiene sus rituales. Estos organismos, que no son ni plantas ni animales, tienen una forma de crecimiento muy caprichosa. La lluvia, la humedad, la temperatura del suelo e incluso la fase de la luna son indicios para los recolectores aficionados.

Anuncios

Un cesto de mimbre, una navaja, un cepillito y unas buenas botas son los utensilios básicos para la recolección de setas salvajes.

Portada de la revista consagrada a la recolección de las setas.
Portada de la revista consagrada a la recolección de las setas. Le Chasseur Français

La revista Le Chasseur Français (el cazador francés), con dos millones de lectores, ha consagrado un número especial a estos organismos y en un juego de palabras ha titulado en su portada “a la caza de las setas”.

En realidad, las setas son el aparato reproductor de los hongos, es como si fuese su fruto. Los hongos se clasifican en hongos inferiores y superiores. Los inferiores son microscópicos y los superiores son los que producen las setas. La parte del hongo que produce la seta se llama micelio, este micelio puede ser subterráneo o encontrarse en los troncos de los árboles. Esta formado por filamentos blancos, hifas y septos. El micelio, cuando se estresa con la lluvia y el frío, va creciendo en forma circular y va produciendo setas para su reproducción mediante esporas. En Francia, algunos árboles son más propicios para acoger a estos hongos, como el roble o la haya.

 

Boletus Edulis (cèpe de Bordeaux) o seta calabaza, una seta comestible muy sabrosa.
Boletus Edulis (cèpe de Bordeaux) o seta calabaza, una seta comestible muy sabrosa. Flickr/H.P.Brinkmann

La seta puede aparecer y crecer muy rápido, en tan sólo 24 horas. Pero su aparición es muy caprichosa aunque tomando en cuenta algunos factores puede predecirse si habrá setas en el bosque. Antoine Berton, jefe de redacción de la revista Le Chasseur Français nos da algunos consejos para la “caza” de las setas: “Tenéis que esperar 10 días después de que haya llovido, la temperatura del suelo debe estar entre 10 y 12 °C y... mirar la luna: cuando la luna está llena, tres días después hay que ir al bosque”.

Encontrar una seta salvaje es también encontrar un tesoro. Y por lo mismo un secreto muy bien guardado. Este es otro ritual típico de los recolectores de setas salvajes, el no revelar sus “rincones”.

Se recomienda limpiar la seta en el lugar donde se encontró el hongo, para liberar esporas y garantizar su reproducción. Y si bien, en el grupo de las setas no hay especies venenosas (tan sólo dos pueden ser indigestas) con los champiñones hay que tener mucho cuidado. En caso de duda, Antoine Berton recomienda ir a una farmacia, en Francia los farmacólogos tienen una formación especial para distinguir los hongos comestibles de los venenosos. Bon appétit!

Entrevistado: Antoine Berton, jefe de redacción de Le Chasseur Français. Este año esta revista cumple 130 años de haber sido creada. Tiene dos millones de lectores.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.