El Invitado de RFI

Los asháninkas de la Amazonia peruana en París para la COP21

Audio 25:51
Héctor Martín Manchí, presidente de la CECONSEC en los estudios de RFI
Héctor Martín Manchí, presidente de la CECONSEC en los estudios de RFI Foto: Jordi Batallé/RFI

Se acaba de abrir en París la Conferencia de las naciones Unidas sobre el Clima, la COP21, en la que durante dos semanas, responsables políticos, expertos científicos y ONG van a debatir para encontrar una acuerdo sobre el objetivo y los medios necesarios para limitar el cambio climático que conlleva un calentamiento global.

Anuncios

En este contexto han venido a París, Hector Martin, Ana Espejo y Miguel et Henry Samaniego, miembros de la comunidad asháninka, originarios de la región peruana de Junín para participar en los debates y poner sus reivindicaciones sobre el tapete.

Los asháninkas son el mayor pueblo indígena de la Amazonía del Perú. Su modo de vida tradicional se basa en un excelente conocimiento e la selva tropical, fuente de su alimentación, de materiales de construcción, de medicinas, etc. La pescan la caza y la recolección, son completadas por algo de agricultura.

Muy afectados por el terrorismo de los años 80, se enfrentan hoy a los desafíos del siglo XXI: deforestación e instalación de agriculturas intensivas, contaminación de ríos, explotación petrolera, llegada de medios de comunicación (carreteras, teléfono o Internet) y de la sociedad de consumo.

Miguel y Henry Samaniego Arroyo.
Miguel y Henry Samaniego Arroyo. Foto: Jordi Batallé/RFI

Héctor Martín Manchí, originario de la comunidad de Pampa Michi, en la selva central, es titular de un master de ganadería. Después de haber trabajado en distintas regiones de Perú, vuelve a la selva y es elegido presidente de la CECONSEC Federación de Comunidades nativas de la Amazonía peruana, responsabilidad que ejerce hoy de manera no profesional. Trabaja en la defensa de los derechos de las poblaciones nativas, como la propiedad de sus tierras, la calidad de su medio ambiente o el acceso a la educación entre otros.

Ana Espejo López, coordinadora en la ONG SEPAR del programa de gestión medioambiental.
Ana Espejo López, coordinadora en la ONG SEPAR del programa de gestión medioambiental. Foto: Jordi Batallé/RFI

Ana Espejo López, no es ashánika, es originaria de Huancayo, y titular de un master de gestión social, lo que le ha permitido trabajar en diversas ONG peruanas. Actualmente es coordinadora en la ONG SEPAR, del programa de gestión medioambiental y acción climática, basado en la selva central. Implicada en el trabajo de los asháninkas de la CECONSEC, trabaja para diferentes proyectos en estas comunidades.

Miguel y Henry Samaniego Arroyo son hermanos de una familia con 10 hijos y poseen un amplio conocimiento de la cultura asháninka. Miguel de 33 años, estudio magisterio antes de interesarse en el desarrollo económico de su comunidad. Ha llevado acabo varios proyectos en el terreno del agroturismo, cultivo del café, o la apicultura. Es maestro de escuela primaria. Henry de 26 años, deja su comunidad de origen, en plena urbanización, por la de Alto Puruz con 6.000 hectáreas de selva, donde realiza un importante trabajo en defensa de los derechos de su comunidad ante las autoridades peruanas.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas