Enfoque Internacional

Avances y retrocesos en la lucha contra la homofobia

Audio 04:44
Manifestación a favor del matrimonio gay, en Marsella, Francia, en abril de 2013. La ley fue promulgada el 17 de mayo de 2013.
Manifestación a favor del matrimonio gay, en Marsella, Francia, en abril de 2013. La ley fue promulgada el 17 de mayo de 2013. REUTERS/Jean-Paul Pelissier
Por: Carlos Herranz
7 min

Vivimos en un mundo a varias velocidades, con países donde los derechos de homosexuales ya están plenamente incorporados y otros donde pueden condenar a muerte por su inclinación sexual. Esta polarización marcó el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia que se ha celebrado este martes 17 de mayo.

Anuncios

2015 fue un año histórico en lo que a derechos civiles se refiere: países como Irlanda, México o Colombia se unieron a ese grupo de naciones, cada vez más grande, que ha permitido las bodas entre personas del mismo sexo.

Sin embargo, y aunque ya sean 22 los países en esa situación, las leyes anti gais avanzan también y se refuerzan en otros tantos: es el caso de Nigeria, Lituania, Bulgaria o Kirguizistán. La equidad está lejos de ser real ya que las relaciones homosexuales aún son delito en 75 países y en siete de ellos la condena puede ser a muerte.

Coincidiendo con este Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, el informe de la Asociación Internacional de Gais, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA) señala que un 45% de la población mundial aún está en contra del matrimonio igualitario. Además, un cuarto de la población mundial considera que la homosexualidad debe considerarse un delito, porcentaje que se dispara en algunos países africanos como Uganda, Ghana o Nigeria.

En los últimos tres años varios países como Argelia, Lituania o Rusia han aprobado normas que aluden a aspectos morales o a la protección de menores para restringir las libertades de expresión e información relativas a minorías sexuales. En Rusia, por ejemplo, se puede ser gay o lesbiana, pero no reivindicarlo en el espacio público. Es un claro ejemplo de la condena a la homosexualidad como movimiento social.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) de España quiere visibilizar en este 2016 a los bisexuales, frecuentemente víctimas de estereotipos como la promiscuidad o una personalidad alterable.

Desde el matrimonio igualitario hasta la pena de muerte, el mapa mundial de la diversidad sexual registra una gran variedad de niveles entre la persecución y el reconocimiento, que ha ido evolucionando desde que un día como hoy hace 26 años, la Organización Mundial de la Salud decidiese eliminar la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Entrevistados: Gabriel Aranda, Coordinador del Area Internacional de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) de España, y Valentin, joven francés homosexual.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas