Guatemala pide justicia para sus inmigrantes asesinados en México

Anuncios

Ciudad de Guatemala (AFP)

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, pidió justicia para los 16 migrantes guatemaltecos asesinados en enero en México este viernes, el mismo día en que sus restos fueron repatriados y recibidos con honores.

"No descansaremos hasta lograr la reparación, juicio y castigo de los responsables de tan deplorable hecho", afirmó el mandatario en un mensaje ante familiares de las víctimas, tras la llegada de los ataúdes a un aeropuerto de la Fuerza Aérea Guatemalteca de la capital.

"Sepan que no están solos, cuentan con nuestro apoyo y respaldo decidido y enérgico para que este hecho no quede impune y se haga justicia, llevaremos este caso hasta las últimas consecuencias", advirtió.

Los cuerpos llegaron en ataúdes a los que se les colocó encima una bandera azul y blanca de Guatemala, mientras que funcionarias de la cancillería vestidas de negro portaban fotografías de las víctimas. Entre sollozos, los familiares rodearon los féretros.

La mayoría de los fallecidos son del poblado indígena de Comitancillo, una lejana comunidad del departamento de San Marcos, fronterizo con México. Los cadáveres serán conducidos hasta sus comunidades para el sepelio.

Los cuerpos de los 19 fallecidos fueron localizados carbonizados el 22 de enero en Camargo, en el estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos y golpeado desde hace años por el crimen organizado.

De las víctimas, 16 eran guatemaltecas y las otras tres de origen mexicano.

Los cadáveres fueron hallados en un camino rural en el interior de un vehículo pick-up que había recibido 113 impactos de bala y fue posteriormente quemado, según investigaciones de las autoridades.

Doce policías mexicanos fueron detenidos por su responsabilidad en lo ocurrido.

Las migración desde Centroamérica se ha incrementado desde 2018, principalmente con olas de ciudadanos que parten desde Honduras, huyendo de la pobreza y violencia que acechan sus regiones. Buscan ingresar a Estados Unidos.

En Guatemala, la pobreza golpea a más de la mitad de sus 17 millones de habitantes. En sus testimonios, los familiares de las víctimas contaron que su gente resolvió ir a Estados Unidos en busca de empleo para luego enviar dinero.

Las remesas a Guatemala alcanzaron un récord de 11.300 millones en 2020, pese a la pandemia, un monto similar a lo que recibe el país por exportaciones, equivalente al 15% de su PIB.

Parte de esta migración es promovida por organizaciones dedicadas al tráfico de personas, cuyos integrantes se conocen como coyotes.

"Quiero mandar un mensaje contundente a los traficantes de personas que fomentan la migración irregular, estamos colaborando de manera estrecha con los países de la región y las fuerzas de seguridad de Guatemala para ubicar, perseguir y desarticular" a esas mafias, agregó Giammattei.