Espionaje

Pegasus, el programa que ha espiado a cientos de activistas y periodistas del mundo

Pegasus puede activar la cámara y el micrófono de un celular a distancia, así como acceder a fotos y contactos.
Pegasus puede activar la cámara y el micrófono de un celular a distancia, así como acceder a fotos y contactos. Sajjad HUSSAIN AFP/File

Una investigación internacional publicada este domingo revela como defensores de derechos humanos, periodistas y opositores de todo el mundo han sido espiados a través de un software desarrollado por la empresa israelí ONS.

Anuncios

Una vez instalado en un smartphone, el programa espía Pegasus de NSO Group puede recuperar mensajes, fotos, contactos e incluso escuchar llamadas. La empresa que lo creó, fundada en 2011 y que ha sido acusada periódicamente de trabajar con regímenes autoritarios, siempre ha sostenido que su software solo se utilizaba para obtener información de inteligencia contra redes criminales o terroristas.

El colectivo de prensa Forbidden Stories y Amnistía Internacional tuvieron acceso a una lista de 50.000 números de teléfono que los clientes de la NSO habían seleccionado para vigilar potencialmente, incluidos los números de al menos 180 periodistas, 600 políticos, 85 activistas de derechos humanos y 65 líderes empresariales en varios países del mundo, sobre todo en México, India, Marruecos, Arabia Saudí, Togo y Hungría.

Entre estos objetivos aparecen periodistas corresponsales de medios como el Wall Street Journal, la CNN, RFI, France 24, El País o AFP. También se encuentra el del periodista mexicano Cecilio Pineda Birto, asesinado a tiros unas semanas después de aparecer en este documento de 2016.

Personas cercanas a Jamal Khashoggi

El consorcio de medios de comunicación que ha llevado a cabo la investigación, entre los cuales se encuentran Le Monde, The Guardian y The Washington Post, revelará en los próximos días nombres de personalidades de la lista. Sus periodistas se reunieron con algunas de las personas señaladas y recuperaron 67 teléfonos, que fueron sometidos a evaluaciones técnicas en un laboratorio de Amnistía Internacional.

La evaluación confirmó que 37 de los teléfonos estaban infectados o intentaban infectarse con el programa espía de NSO Group. Dos de los teléfonos pertenecían a mujeres cercanas al periodista saudí Jamal Khashoggi, asesinado en 2018 en el consulado de su país en Estambul por un escuadrón de sicarios de Arabia Saudí. 

¿Quiénes son los fundadores de NSO, la ciberempresa israelí?

Tres antiguos miembros de la famosa unidad 8200 del ejército israelí especializada en ciberguerra fundaron NSO. La empresa cuenta con unos 200 empleados, la mayoría de ellos también de los servicios de inteligencia electrónica. Pegasus es su producto más famoso. El software malicioso se introduce secretamente en un teléfono móvil y secuestra todos sus datos, incluidos correo electrónico, documentos o fotos. Además este troyano puede activar de forma remota y sin ser detectado el micrófono y las cámaras del teléfono.

Pegasus se vende, según fuentes del corresponsal de RFI en Tel Aviv, a 25.000 dólares por teléfono pirateado. Varias víctimas han demandado a la empresa israelí. Así lo hicieron Facebook y WhatsApp. Aseguran que se ha aprovechado un fallo en su sistema de mensajería.

La respuesta de NSO es siempre la misma. El programa, dice la empresa, se proporciona exclusivamente a los organismos gubernamentales para luchar contra el terrorismo y las acciones delictivas.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas