Nueva York ordena vacunación anticovid de trabajadores de la salud

Nueva York (AFP) –

Anuncios

El estado de Nueva York obligará a todos los trabajadores de la salud en contacto con el público a que se vacunen contra el coronavrius a partir de septiembre, anunció el miércoles el gobernador Andrew Cuomo, en momentos que Estados Unidos lucha por contrarrestar la aceleración de los contagios por la variante Delta.

"El estado de Nueva York requerirá que los trabajadores de la salud que atienden a los pacientes en los hospitales estatales se vacunen para ayudar a mantener seguros tanto a los pacientes como a los trabajadores", señaló Cuomo.

Cuomo dijo que las decenas de miles de empleados del estado tendrían que mostrar prueba de vacunación o enfrentar pruebas semanales a partir del 6 de septiembre.

Pero anunció medidas más estrictas para los trabajadores de primera línea en los hospitales estatales, reafirmando que ellos no tendrán la opción de hacerse la prueba.

Alrededor del 59% de todos los residentes elegibles de la ciudad de Nueva York -la más poblada del país con cerca de 8,5 millones de habitantes- han recibido al menos una vacuna.

A principios de esta semana, California y la ciudad de Nueva York anunciaron que los trabajadores públicos necesitarían vacunarse o hacerse pruebas semanales.

La orden de California se aplicará a casi 240.000 empleados estatales y a cientos de miles de trabajadores de la salud del sector privado, y el cumplimiento total se exigirá antes del 21 de agosto.

De su lado, el mandato de la ciudad de Nueva York entrará en vigencia a partir del 13 de septiembre y se aplicará a más de 300.000 empleados de la ciudad, incluidos policías, bomberos y maestros.

El Departamento de Asuntos de Veteranos de EEUU se convirtió en la primera agencia federal en imponer una orden similar cuando anunció el lunes la orden de vacunación para más de 100.000 miembros de su personal sanitario.

Las medidas se producen en momentos que el gobierno de Estados Unidos lucha por aumentar las tasas de vacunación, que se han estancado gravemente durante meses a pesar de que la nación tiene el suministro inmunológico más alto de todos los países.